(55) 3480-9602 ventas@en-red.mx

A raíz del Covid-19 muchas empresas mexicanas han optado por realizar una transición rápida y forzada hacia la nube; todo esto en un intento de adoptar el modelo de trabajo remoto. No obstante, existen otras empresas que priorizan la seguridad que un centro de datos físico puede proveerles.

Como es costumbre, Netmedia Research realizó su encuesta IT Master Cloud Survey sobre la adopción de la nube, en febrero y marzo del 2020. Una segunda encuesta se realizó durante las primeras semanas de abril para recopilar los cambios estratégicos de las empresas mexicanas en el contexto del coronavirus.

De los 53 directivos y gerentes de sistemas encuestados, 50% aseguró que se vieron obligados a acelerar sus planes de cloud, desarrollar una estrategia rápida sobre la marcha, o lanzarse directamente a la nube sin contar con un plan bien diseñado.

Sin embargo, tres cuartas partes de quienes no han optado por cloud, aseguran que es por razones de seguridad. Además 50% cree que su organización no tiene la madurez suficiente, y 25% argumentó que el costo es mayor que el beneficio.

A pesar de las dificultades que la pandemia ha representado para las empresas mexicanas; la seguridad sigue siendo el principal inhibidor de la adopción de servicios de nube. Además, se le ha considerado el mayor desafío para los usuarios.

Aunque podría asumirse que contar con la habilidad de continuar con los negocios durante esta pandemia sería el aspecto más importante para las empresas mexicanas; lo cierto es que la mayoría pone como prioridad la seguridad de sus datos. Antes de aventurarse a contratar un proveedor de nube que les ayude a mantener su negocio activo durante la cuarentena; los directivos de TI han preferido garantizar la seguridad de su información haciéndose del dominio absoluto de sus sistemas informáticos.

Otras alternativas a la nube

La adopción acelerada de servicios de nube que ha provocado el Covid-19 será un punto de inflexión para muchas empresas mexicanas y proveedores cloud. Pero la crisis sanitaria a la que nos hemos enfrentado no sólo empujó a los negocios a adoptar tecnología cloud, sino a buscar otras alternativas.

Los centros de datos físicos siguen siendo vitales en muchas organizaciones y para quienes la gestión de los datos críticos no puede ser puesta en manos ajenas, la opción de un centro de datos propio o la adopción de un modelo híbrido son la mejor alternativa.

Se trata de una decisión importante que no puede tomarse a la ligera o siendo presas del pánico. Factores como precio, seguridad y desempeño son sólo algunos de los más importantes a considerar para diseñar una estrategia de negocio que permita a las empresas mexicanas adaptarse al futuro cambiante que nos espera.