(55) 3480-9602 ventas@en-red.mx

Solución a la medida

El data center que se verá en los próximos años se compone de soluciones modulares y flexibles que permiten a las empresas crecer a la medida de sus necesidades presentes y futuras. Gracias a su alto grado de estandarización, la estructura de los centros de datos modulares será una tendencia en crecimiento.

Almacenamiento mixto

Si bien es verdad que hay una tendencia a llevar la información a la nube, el data center corporativo no desaparecerá; sino que se seguirán utilizando ambos formatos de forma mixta dependiendo de la sensibilidad de la información a manejar. Mientras los datos menos sensibles podrán almacenarse en la nube pública, los más importantes se alojarán en nubes privadas. Por lo tanto, el control de los datos sensibles se mantendrá en centros de datos corporativos.

Tecnología del futuro: AI y EC

Por su parte, la utilización de Inteligencia Artificial para mejorar las operaciones en los centros de datos, es una de las grandes apuestas para el futuro. Aunque los últimos años se ha trabajado para incluir este tipo de tecnología en el software de Gestión de Infraestructura de Data Center (DCIM), no se ha alcanzado un punto de madurez suficiente que permita hacer de su autogestión una realidad todavía.

El Edge Computing también marcará la pauta en lo que a centros de datos se refiere. Esa tecnología permitirá que los datos producidos por los dispositivos de Internet de las cosas (IoT) se procesen más cerca de donde se crean. De esta forma, se busca evitar enviarlos a través de rutas largas a centros de datos o nubes. De esta forma, las organizaciones podrán analizar datos importantes casi en tiempo real.

Apostando a la sostenibilidad

Las políticas corporativas de sostenibilidad de muchas organizaciones están impulsando que los centros de datos busquen nuevas alternativas en lo que a su arquitectura de refrigeración se refiere. Mejorar la eficiencia energética a través de fuentes de energía renovables, más fiables y con menor costo, será una de las áreas de oportunidad más explotadas. Esta estrategia será adoptada como suplemento a las fuentes de energía actuales y evolucionará hasta convertirse en la fuente primaria y estandarizada de energía.

Predecir el futuro de los centros de datos no es una ciencia cierta. Las cambiantes necesidades de los negocios, aunado a diversificación de las tecnologías de la información, dictarán el camino. Al respecto sólo podemos afirmar que el éxito de una compañía estará directamente relacionado con la eficacia de sus servicios de TI. Por lo que una buena planificación de su centro de datos será fundamental para su crecimiento y supervivencia.